Una preparación clave

Llegó el día. Es hoy. Hoy juega la selección del país la final del mundial.

Las calles se vistieron de nuestros colores, las familias se reunieron a ver el partido, todos estamos frente a la pantalla alentando y esperando ansiosos que llegue el momento. Queremos cantar el himno de nuestro país, ¡ver a los jugadores festejar juntos los goles! ¡Cuánta expectativa! ¡Cuánta emoción!

Pesaj es una de las festividades más importantes del Pueblo Judío. Es como ese gran partido para el que nos preparamos, y cuando llega el día, nos reunimos a festejar, a leer la Hagadá (relato) y disfrutar de una rica comida.. Celebramos la libertad de nuestro Pueblo, el haber salido de Egipto pero… ¿Por qué es tan importante? ¿Qué hace que Pesaj sea tan especial?

Pesaj tiene sus propias costumbres: la Keará (el plato típico que se pone en el centro de la mesa), la tan esperada búsqueda del Afikomán (el pedazo de Matzá que se esconde para que los niños de la casa busquen), etcétera.

Sin embargo, si reflexionamos un poco más acerca de qué tienen en común el partido de fútbol y Pesaj, podemos darnos cuenta que la preparación es algo fundamental. Así como los jugadores entrenan y se preparan para llegar de la mejor forma al partido, hay ciertas Mitzvot (preceptos) que se refieren a cómo prepararnos para que Pesaj sea realmente especial. Nos referimos al Bedikat y Biur Jametz, que es la búsqueda y quema de Jametz (harina leudada). También a la Mitzvá (precepto) de Mejirat Jametz, la venta de la harina. De esta forma comenzamos a conectarnos y nos preparamos para recibir el Jag (festividad) de la mejor forma.

Una vez que Pesaj comienza, se cumple la Mitzvá de comer Matzá, ya que en Pesaj no se come Jametz (harina leudada). También se realiza el Seder de Pesaj… ¡15 pasos que están ordenados de una forma particular que nos invitan a cantar, reflexionar, entristecernos y alegrarnos!

Tal como un partido de fútbol, Pesaj es una fiesta y un hermoso motivo para reunirse y festejar. Sus costumbres pasan de generación en generación, así como también sus diferentes Mitzvot nos ayudan a organizarnos, prepararnos y recibir el Jag como se merece: ¡con mucha expectativa y emoción!

Propuesta:

Uno de los momentos más importantes del Seder de Pesaj son las plagas. Las plagas son parte fundamental de la liberación del pueblo judío y del festejo de Pesaj, debido a que Dios las envió para hacerle entender al faraón que debía liberar a los judíos. Luego de 10 plagas, las logró.

Lo siento, pero no tienes permiso para ver este contenido.