El Poroto de Chicago

¿Alguna vez viste un poroto? Dale, ¡no me vas a decir que nunca comiste un poroto! Si seguís y leyendo, y todavía no sabes que es un poroto, sólo tienes que ir a Google y poner: porotos. ¡Mirá la cantidad de fotos que hay! Lo importante, es que lejos de aquí, existe una ciudad que se llama Chicago. A Chicago la llaman Been, que quiere decir poroto. En la mitad de Chicago hay un poroto plateado gigante, ¡es hermoso! Miles de personas pasan por allí por día, y se detienen a verse a sí mismas. Los reflejos que el poroto te regala son absolutamente sorprendentes: depende de dónde y cómo te pares, el reflejo es diferente. Así, puedes mirarte de diferentes formas… ¡Lo mismo pasa con el Shabat! Este día te regala tiempo para que vos puedas mirarte, para que puedas conocerte. También podés tratar de conocerte de diferentes maneras, de conversar con tus amigos o seres queridos sobre cómo respondes en las diferentes situaciones que te suceden día a día.

Propuesta:

¿Te animas a construir un comecocos para ayudar a todos a conocerse mejor? ¡Es muy fácil, sólo tenés que seguir las instrucciones!

Lo siento, pero no tienes permiso para ver este contenido.