No hay nada más lindo que la familia unida

En esta ocasión, vamos a pensar en una de las cosas más importantes de nuestras vidas: la familia. ¿Cómo es tu familia? Hay familias chicas, familias grandes, familias que viven cerca, familias que viven lejos.

Hay familias que se reúnen todos los Shabatot y cenan juntos, compartiendo historias y momentos. Otras hacen las Brajot (bendiciones), comparten lo que vivieron en la semana y se desean lindas cosas para la semana siguiente. Otras familias amasan la Jalá, prenden las Neirot (velas) para después ir a la sinagoga. Y hay otras que el día de Shabat aprovechan para descansar: juegan juntos, salen a pasear o simplemente descansan de las rutinas de la semana.

¿Cómo celebran Shabat en tu familia? Aunque no te des cuenta, estamos seguros de que siempre hay algo diferente que sucede los viernes a la noche y los sábados durante el día. Siempre hay algo especial, una tradición o una costumbre que, si te pones a pensar, pasa sólo ese día.
Sea como sea, una de las cosas más lindas del Shabat es eso: encontrarse con la familia. Aunque sea un ratito: compartir historias, continuar las tradiciones y por qué no, crear nuevas.

Propuesta:

Esta familia quiere llegar rápido a su casa para compartir la cena de Shabat… ¿Quién será el primer integrante en llegar? ¡No te pierdas en el laberinto!

Lo siento, pero no tienes permiso para ver este contenido.